13 Trucos para ser un experto y preparar el Gin Tonic perfecto

Como ya habréis adivinado, hoy vamos a hablar del combinado de moda: El Gin Tonic. Mi plan era irme a un bar y pedir varios Gin Tonics: afrutado, especiado o cítrico, y después decidir cuál era el Gin Tonic perfecto, pero en Regalador.com e han apuntado todos a mi investigación sobre el Gin Tonic perfecto y tras un sesudo debate estos son los tips para lograr el Gin Tonic perfecto:

  1. Elegir el vaso adecuado: El Gin Tonic hay que servirlo en un vaso de boca ancha o en copa de balón. ¿Por qué? Por varios motivos: Primero para poder disfrutar de la copa al 100% descubriendo también de sus aromas. También porque es mucho más fácil introducir el hielo de un tamaño adecuado (esto no es un mojito.) Al tener gran capacidad permite que quepa, además de toda la tónica, todo el hielo (evitando el concepto “Titanic”: me choco con el iceberg al beber). Una copa también es lo mejor para disfrutar de la bebida hasta el último sorbo sin calentar el combinado y sin que se nos congele la mano
  2. El hielo no debe aguar la copa: Lo mejor son hielos grandes y duros. Así durarán más tiempo sin aguar la bebida pero enfriando con eficacia. Mueve el hielo por la copa para enfriar el cristalzoku-hielo
  3. O mejor: no poner exactamente hielos a la hora de enfriar la bebida: Para los más premium recomendamos encarecidamente las “Piedras mágicas” .Son piedras de ollar Suecas que  tienen gran capacidad para almacenar el frío o el calor, y lo restituyen lentamente. En este caso elige una copa fríapiedras-hielos-sinagua
  4. La Ginebra: Por suerte ahora mismo hay una gran variedad de Ginebras en el mercado pero, ¿cuál escoger? Muy sencillo, sigue tu intuición y tus preferencias, con conocimiento de causa. La ginebra en realidad es como el vodka, un alcohol neutro. La diferencia es que la Ginebra está aromatizada con enebro y otros botánicos que la transforman en un espirituoso diferente y con infinitas posibilidades. Por eso decimos que lo mejor es conocerse a uno mismo y escoger la ginebra en función de los  ingredientes aromáticos con los que se ha creado:
        • Con Enebro: Son las clásicas como Seagram´s o Tanqueray,  Fifty Pounds, Martin Miller’s, Junipero,  The London Nº 1, Plymouth, Nº 3.
        • Cítricas: Tanqueray Ten,   Beefeater 24, Larios 12, Fahrenheit,
        • Especiadas: Gordon´s 5 years dry,  Bulldog, Citadelle, Magellan, Mombasa, Bombay Shapire,
        • Herbales: Gin Mare, Jodhpur, The Duke,
        • Afrutadas o florales: G’Vine Floraisson, Fifty Pouns, Port of Dragons 100% Floral, Hendrick’s,
  5. Y si no encuentras la combinación perfecta, ¡Créala tu mismo! Vodka, tus botánicos favoritos en la cantidad que desees y 24 horas después: tu ginebra ideal estará listakit-ginebra
  6. Tónica: Lo importante de la tónica no es la que eliges, sino cómo la sirves: Agregar la tónica es todo un ritual. No hace falta agitar ni remover para no perder gas. Hay que servirla muy lentamente, que no rompa la burbuja
  7. Ayúdate con una cuchara: La tónica baja por la cuchara y por convección natural se mezcla con la ginebra
  8. Combina en las proporciones adecuadas: una quinta parte de ginebra y cuatro quintas partes de tónica. Para calcularlo a la perfección lo mejor es utilizar un medidor-dosificador
  9. Añade los botánicos: Nunca más de dos botánicos, como máximo tres (incluido el cítrico o la fruta fresca)gin-tonic-box
  10. Cuanto más premium sea la ginebra más equilibrio tendrá entre los botánicos, por lo que no es necesario añadir más ingredientes. Esto sólo la saturaría
  11. Si añades cáscara de limón, no olvides retirar la parte blanca. Le daría amargor a la copa
  12. Por último, nada mejor que disfrutarlo en buena compañía para que sea perfecto.
  13. Para resolver cualquier duda y preparar el Gin Tonic perfecto y además convertirte en experto, nosotros siempre consultamos el Santo Grial de los amantes de esta bebida: “El Manual del Gin-Tonic perfecto” de Jordi Millán, uno de los grandes expertos en Cócktails

Así, saboreando el Gin Tonic perfecto y disfrutando en buena compañía, nos despedimos hasta la próxima semana. Chin-chin 😉

Deja un comentario