Weeride: la mejor sillita para llevar a los niños en la bici

Hola Regaladores!
Llega el buen tiempo y las ganas de hacer actividades al aire libre florecen. Aunque tenemos que confesar que muchos de nosotros somos unos enamorados de las bicicletas y las disfrutamos todo el año. Por eso, hoy queremos pararnos a contaros nuestra experiencia con la sillita Weeride para llevar a los niños con nosotros.

La diferencia de Weeride con respecto a otras sillitas y lo que nos tiene enamorados es que el niño no va detrás del adulto, con la única visión de su espalda, sino que va delante. Disfrutando del paisaje. O durmiendo. Es una sillita espectacular y lo más importante: cumple con todos los requisitos legales para ser utilizadas en España.sillita-para-bici-02

MONTAJE:

A primera vista, lo primero que nos preocupaba era si sería fácil montarla. Es mucho más robusta que otras sillitas y puede parecer difícil, pero fue todo lo contrario. Cuenta con una barra que se ancla en la parte central de la bici fácilmente. Ellos dicen que se monta en 15 minutos. Nosotros hemos tardado unos 20 minutos en montarla la primera vez, siguiendo las instrucciones. Pero al final hemos acabado batiendo un record en 13 minutos.

Afirman que se acoplan al 99% de las bicis, excepto las de carreras. Efecitavemente, en las de carreras no se puede por el manillar. Al estar curvado hacia abajo no hay espacio para las piernas del niño. En todas las demás bicis la hemos montado sin problema, incluso en la de doble suspensión.

ESTABILIDAD:

Hemos probado con otras sillas, incluso con otras sillas delanteras y la diferencia es que en este caso la barra está anclada a la parte central por que se reparte muy bien el peso entre las dos ruedas, mientras que las otras van ancladas a la parte delantera de la bici y todo el peso recae únicamente sobre la rueda delantera. Esto es mucho peor porque al girar con la bici o si el niño se mueve mucho pierdes estabilidad y llevando a nuestro peque es un riesgo que no nos gusta correr.  Por eso estamos muy contentos con Weeride, nos parece la silla más segura que hemos encontrado y su estabilidad es perfecta. Todo el peso del niño está repartido y viajas mucho más seguro, cómodo y tranquilo

sillita-para-bici-01aEL NIÑO

Esto es lo que más nos ha gustado: ¡El niño está encantado!! Weeride recomienda los asientos para niños de entre 9 meses y 4 años, nosotros hemos probado incluso con una niña de 5 y medio sin problema. En esta silla y por lo que hemos comentado antes sobre la estabilidad, el peso es lo de menos. Weeride está homologada en USA hasta más de 18 kilos, así que el peso no es el problema. Además, se ve que la barra es resistente incluso a más peso. Lo fundamental es la altura (un metro aproximadamente)  porque si el peque es mucho más alto, sus rodillas pueden interferir con el manillar cada vez que giras y ahí sería el momento de dejar de utilizarla.

sillita-para-bici-03Los niños se lo han pasado bomba y están mucho más cómodos. Incluso los miedosos, se sienten seguros con tantos arneses y hebilla de seguridad y reposapiés con cinchas de seguridad ajustable… Puedes comunicarte con ellos mucho más, charlar y compartir el camino mejor… Están más entretenidos. Tanto el reposacabezas como el asiento está acolchado y eso es lo que más les gusta. Tiene una especie de bandejita delante, el reposacabezas, que es fantástico. Les sirve tanto para agarrarse los más precavidos como para echarse una cómoda cabezada los más tranquilos.7LOS ADULTOS

Otro tema que nos preocupaba era si con todo esto delante sería cómodo subirse y bajarse. No hay mayor problema. ¿Y si queremos dar un paseo sin la silla? Solo hay que desenroscar el asiento de la barra, sin necesidad de quitar la barra y salir a pedalear ¡a tope! Para nosotros es, sin lugar a dudas, la mejor silla del mercado: La más cómoda y la más segura tanto a nivel de tráfico como par los niños que se sienten mucho más seguros y a gusto ¡Le damos un 10!
sillita-para-bici-04

Deja un comentario