Candy bar: el mejor regalo para los invitados en comuniones

Hola Regaladores!

Se acerca el gran día: su primera comunión. Emoción, nervios y muchos preparativos.  Seguro que muchos de vosotros ya tenéis pensado el modelazo y los regalos, pero si estáis buscando ideas para una comunión espectacular, tenemos una propuesta que os va a enamorar: el Candy bar. Es sencillo, queda precioso y a los niños les encanta. ¿Se puede pedir más? Con una candy bar quedarás de lujo y conquistarás a todos tus invitados. Igual que la barra libre en las bodas entusiasma a los adultos, una mesa repleta de chuches presentadas con gusto y armonía hará que su comunión sea inolvidable para todos: para tu peque y para tus invitados.

 

Claves para triunfar con tu Candy bar sin volverse loco

  • Define un presupuesto: Antes incluso de buscar inspiración, define cuánto te quieres gastar. Te ayudará mucho a la hora de decidirte por una idea u otra. A veces es más espectacular algo sencillo que intentar hacer algo grandioso y quedarse a medias por los costes o el tiempo. ¡El tiempo! Importantísimo también definir el tiempo que quieras dedicarle para que no se vaya de las manos.

 

  • Qué fantástica, fantástica esta fiesta: Recuerda que es su fiesta, así que a tu hijo le encantará participar y formar parte de la organización con sus aportaciones. Charla con tu hijo o hija para conocer sus gustos y saber qué le apetece más.  Seguro que es fan de Frozen o le encanta el fútbol y le encantaría incluir motivos con esa temática en su fiesta. O quizás tiene una idea sorprendente para combinar su color favorito con chuches y galletas que te va a dejar de piedra. ¡De tal palo, tal astilla!

En esta candy bar inspirada en Frozen, con un poco de purpurina, mucho blanco y celeste… ¡Las galletas y cupcakes parece que vienen directas desde el mismísimo Arendelle!

 

  • Elige colores y temática: Para que sea un éxito el candy bar tiene que ser estéticamente atractivo. ¡Es una experiencia para los sentidos! Selecciona con cuidado si quieres que la mesa gire entorno a unos colores (colores pasteles, llamativos, colores veraniegos, etc), una temática o un estilo en concreto (rústica, divertida, ecológica…).

Nos encanta esta candy bar de temática Náutica.

¿Qué tal sacar un mueble al jardín con unos cuantos elementos decorativos bonitos, unas flores y el postre?  Y como ya has decidido hasta dónde quieres llegar, piensa si pondrás una mesa con un mantel y decoración o si vas a liarte la manta la cabeza y usar muebles o escenarios diferentes. ¿Necesitaras globos? ¿Banderitas? ¿Platos de cartón? ¿O vas a preparar un elemento (cucuruchos, cestitas…) para repartir a cada uno de los invitados infantiles?

 

  • Gastronomía & estética: Una vez decidido el tema y los colores, toca elegir las chuches. Habla con tu peque y haz una lista de la comida que quieres incluir y si esta debe ser de alguna forma o color concreto: Donuts, palomitas de colores, gominolas de distintos sabores, cupcakes, macarons, galletas, regaliz, piruletas, nubes, chocolatinas o incluso tartas. No olvides que las candy bar están para saborear  y disfrutarla. Para triunfar es imprescindible que además de bonito, todo esté delicioso

 

  • Busca inspiración: Sino tienes una idea clara aún, solo tienes que pasarte por Pinterest e Instagram, las redes de la inspiración por antonomasia, para encontrar alguna propuesta que te fascine. Cuando selecciones fíjate bien en los siguientes elementos: la decoración de la mesa y la pared, la presentación (mantel, platos, recipientes), el número de niños invitados y el número de elementos en la mesa: No es lo mismo ofrecer  palomitas de colores, gominolas o macarons que puedes comprar y presentar de forma bonita que liarte a hacer tu misma 4 tartas y 30 cupcakes. Incluso si eres cocinillas, valora el tiempo y esfuerzo que requerirá. Si te lanzas y te organizas será espectacular.

Esta Candy Bar de temática “Carrusel de Tio vivo” nos parece genial.

Y ésta, inspirada el el circo y sus colores, también.

 

  • Déjate ayudar: Si lo tuyo no es el DIY pero te están entusiasmando estas ideas, no desesperes, siempre puedes encontrar una ayudita.  Nos encanta lo que propone Sra Cricket. Packs por colores con todo lo necesario (manteles, guirnaldas, platos, dulces, etc) para recibir en casa, colocar y besar el santo.

 

 

Ahora ya sabéis Regaladores, es hora de sorprender a los invitados más pequeños, y a los que no lo son tanto, con vuestras creaciones dulces. Y si alguno se anima a hacerlo, ¡queremos fotos!

Deja un comentario